Newsletter

Domingo, 01 Septiembre 2013 01:02

Bailantes

Escrito por

Bailantes

Obra: Deíctica

La deixis tiene que ver con aquellas palabras que sirven para indicar elementos “otros” y se sirven de ellos para cargarse de sentido, los cuales asimismo, son indicativos de lo contextual que es aquello que siempre hace al quid de la cuestión. Deíctica no sólo se llama Deíctica, lo que la hace femenina y singular, sino que es Deíctica por el efecto de adjetivación que la palabra que la nombra carga consigo. 

Bolitas naranjas, como confites que no se convidan, permiten que un primer dúo tenga lugar en el medio de la escena que aún no existe pero se asoma. La obra de trata de un grupo de siete personas que irán edificando juegos de sustitución, sustracción, repetición, traducción, y sintaxis (todas estas estrategias volcadas en el uso de objetos, en secuencias de movimiento y/o en palabras), son vehículos de un vínculo  y de varios vínculos otros, a la vez. 

Pero entonces, Deíctica queda en manos del espectador que está mandado a hacer un análisis del caso, para corroborar la pragmática de las expresiones que hacen de esta obra una obra deíctica y no otra cosa. Puentes de referencia y restos de escena, que se ocultan tras el velo no tan transparente, un velo o telón que hace algunas veces de espacio clarividente, a través del cual entendemos un poco más a qué se refiere la deixis y, otras, de espacio donde las cosas se ocultan, se sumergen y olvidan. 

Las deixis se clasifican por el referente al que se dirigen, esto es, existen deixis de lugar, social, personal y otras. Atendamos a estas primeras tres y pensemos, mientras tanto, en Deíctica: 

1. De lugar: determina la relación del bailante con el espacio que lo hace ser bailante, esto es, adelante-atrás, arriba-abajo, cerca o lejos de uno u otro de los otros bailantes. 

2. Social: es el modo en que nos referimos al otro o a los otros y dice mucho más de nosotros que de los demás. Cada bailante lo hace a su manera.

3. Personal: establece, principalmente, la posesión del bailante, esto es literalmente, lo que el bailante posee. Su referencia es sí mismo y su ego el eje de construcción de esta deixis, algunas de sus expresiones son lo mío, los míos, mí yo. 

Intentando un diálogo con expresiones del tipo de las instalaciones performáticas, Deíctica se viste de varios objetos que podrían clasificarse todos juntos como “cotillón”. Los objetos no necesitan palabras, porque, allí, sin su contexto físico, se vuelven objetos extralingüísticos pero que ayudan a la correcta interpretación del contexto de los bailantes. 

Si todo aquí llega trasladado desde el campo de la semántica, ¿podemos hablar de bailantes?

Para mí, un bailante sería:

  • alguien que baila y dice cosas
  • alguien que quiere hablar pero no puede dejar de bailar
  • alguien que usa su cuerpo para decir cosas que en su cuerpo habitan o no están
  • alguien que se comunica a través de su cuerpo
  • alguien que necesita sacar afuera todo lo que su cuerpo es capaz de decir y hacer
  • alguien que teme que sus palabras aclaren su movimiento

¿Y el contexto del bailante?.

MC Luhan dijo, hace mucho tiempo atrás, que el medio es el masaje, estableciendo un juego de palabras que, en nuestro idioma es burdo, pero en el de él fue y es muy elocuente. Lo importante es que con ello declaró que los medios son extensiones de nuestro cuerpo y es con ellos que nos comunicamos o enviamos mensajes a otros cuerpos. 

En Deíctica, ¿el medio macluhaniano es El medio de estos bailantes?

Este Comentario fue construido a partir de la experiencia de asistir a la última función de la 1 er temporada e Deíctica, en Octubre del 2013

 

Ficha técnica:

 

 Idea: Julieta Rodríguez Grumberg| Intérpretes:Ana Armas, Ramiro Cortez, Georgina Forconesi, Lía Mazza, Federico Moreno, India Pernigotti, Alejo Wilkinson | Vestuario:Estefanía Bonessa | Escenografía: Cristian Porchia | Iluminación: Adrián Cintioli | Música original: Augusto Natale | Asistencia de dirección: Matías Goldin|Producción: Alexis Losada | Dirección:Julieta Rodríguez Grumberg

Josefina Zuain

Dicta talleres de escritura para artistas desde el 2009. Trabajó en proyectos independientes y cruce de lenguajes artísticos como Buenis S Simo, Dispositivo A AP y Gift Shop. Obtuvo varias becas de formación, entren otras la Ecunhi-FNA, Plan Interactivos, Fundación Telefónica, FNA Nacional. Se desempeña como consultora de artistas y foundraiser. Residencias artísticas, Rosario, Curatoria Forense, Brasil, INSIDEOUT, el año pasado LABRA DANZA, INAE Uruguay. Es investigadora, curadora independiente y escritora por pasión!! Dirige Segunda Cuadernos de Danza, es miembro de la Arjè Cia Aeroniñas y La Movemos Danza, trabajó como vocal de Instituto Prodanza durante el 2012 y 2013. Se desempeña actualmente como parte del Equipo de Danza del Programa Nacional, Jornadas por la Prevención, Presidencia de la Nación.

Más en esta categoría: « Danza Lubricante Superar la Pérdida »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Es algo que no sé qué +

    Es algo que no sé qué Obra: Surto Posibles circunstancias: cuando llueve mucho y se hace barro, si te metés en el mar y te quedás quieto, si entrás en Leer más
  • En la cresta de la ola +

    Antes de entrar a la sala nos dan en mano un almanaque del 2013, 100% foto de almanaque, una playa atardeciendo, del otro lado el nombre de la obra y Leer más
  • Solo di sol a los idolos +

    En plena oscuridad, el ojo del público proyecta su luz. Recorre lentamente el suelo del escenario hasta amanecer sobre la pared. Apagón. El ojo, como la linterna de un policía Leer más
  • Todo lo Injustificable +

    Todo lo Injustificable Obra Una Obvia Lenguaje contemporáneo invita: los intérpretes reciben al espectador en sala, una de las intérpretes pide cortés que apaguemos los celulares y, enseguida, las bailarinas Leer más
  • Entre vos y yo +

    Entre vos y yo Obra: Azucar Empezamos haciendo un dúo. Yo hago una rolada pegado a vos. Paso arriba. Quedás abajo. Movido por la fuerza de tu cuerpo voy tapándote. Leer más
  • Buscando la posesión +

    EIR de Marina Sarmiento habla de otra bailarina, una bailarina “mítica”: Iris Scaccheri. Mítica por los relatos de quienes vieron sus danzas, por sus escritos, por sus solos, por su Leer más
  • Decir lo evanescente +

    El cielo cayéndose a pedazos. Oigo en la sala de “Dinamo” el tintineo de las gotas que desde afuera golpean sobre la chapa del techo. Adentro, la construcción de la Leer más
  • Todos uno y muchas cabezas +

    Lerna se propone como un intento, una prueba de encuentro y mutación que fluctúa entre la improvisación y pautas al son de gotas de agua que se escuchan caer. Nada Leer más
  • Los unos y los otros +

    En el 2010 el coreógrafo Juan Onofri emprende un trabajo con adolecentes de la Casa Joven de González Catán. Esto dio lugar a la gestación del grupo de investigación KM29, Leer más
  • Paz con nosotros +

    - ¿Hace cuánto no te levantás? - … Pienso que desde el día M... Ese día sí me había levantado. Me había propuesto divertirme. El objetivo era no parar de jugar. Por eso Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA