Newsletter

Martes, 01 Abril 2014 14:40

El agua que derrama tiempo

Escrito por

 

En “Qué azul que es ese mar” de Eleonora Comelli, el tiempo pareciera configurarse en una duración bergsoniana, donde pasado y futuro conviven amalgamándose, confundiéndose, borrando sus límites en el presente de la representación. Es el tiempo que se organiza en profundidad, la de la intuición o emoción profunda. Según Bergson, la propia duración es emoción y es sólo a través de la emoción que las personas duran, devienen duración.

Ya en el cortometraje “Crucero” de Pablo Pintor, proyectado al inicio de la obra, vemos que las vacaciones familiares de Héctor y Ana Squassi, filmadas entre 1968 y 1989, son editadas y montadas para generar otra percepción del tiempo, de un tiempo que refleja su duración en los cuerpos de los protagonistas. Y tal como la magdalena de Proust, podemos pensar que el video desencadena este tiempo que se derrama en los protagonistas de la escena, así como el agua va derramándose en ellos a lo largo de la obra.

En la escena, vemos a Ana y Héctor representados en dos momentos etarios, aunque el lugar en el que se encuentran y la ropa de los cuatro los une en un tiempo conjunto de la representación.

Se encuentran en un espacio que denota su ficcionalidad (un telón de fondo pintado que muestra la playa y el mar, y tras éste, una pileta de lona), el cual permite un tiempo irreal pero en concordancia con la memoria y su configuración. Aquí confluyen e interactúan estos dos Héctor y las dos Ana. Bailan, se encuentran, se mojan, se resbalan, se cruzan, se besan, se quieren.

En “Qué azul que es ese mar” hay una búsqueda por la posibilidad de trasladar el espíritu de un video a la escena y vemos a los intérpretes evocar imágenes que cobran movimiento. Así, incluso vemos movimientos que evocan a la bidimensionalidad de la “La Siesta de un Fauno”, coreografía de Nijinsky en la que un cuadro (lienzo) cobra vida, y que entonces dialoga con esta obra, en la que una filmación (o una serie de cuadros) toma/n vida.

Las imágenes buscan movimiento, en un espacio de telón pintado y mar de fantasía, los tiempos se cruzan, las danzas se enredan, y luego se hunden todos, en la profundidad del agua que mezcla, que moja a todos por igual, derramando tiempo.

Fotos de Oscar Pintor. Cortesía de Débora Lachter Comunicación Prensa.

Un texto para: Qué azul que es ese mar // dirigida por: Eleonora Comelli

 

Ficha técnica: Idea: Eleonora Comelli | Intérpretes: Roberto Dimitrievich, Matías Etcheverry, Laura Figueiras, Stella Maris Isoldi | Escenografía: Paula Molina | Iluminación: Ricardo Sica | Diseño sonoro: Ulises Conti | Realización de video: Pablo Pintor | Música original: Ulises Conti | Prensa: Debora Lachter | Producción general: Eleonora Comelli | Dirección: Eleonora Comelli

María Eugenia Cadús

Formó parte del Equipo Editorial de Segunda cuadernosdedanza.com.ar desde su fecha de fundación hasta el año 2014.

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • HACEDORA +

    La espera de la obra y los espectadores frente a la escenografía, dos sillas, una de ellas sostiene varias cajas forradas de distintos tamaños y colores, el otro asiento está Leer más
  • Retornando de la niebla +

    ¿Qué medios tienen los cuerpos de contar una historia tan oscura y dolorosa? ¿Cuántas múltiples maneras de abordar tal situación? Como una niebla es una obra en la cual el Leer más
  • Gilles Jobin y Jerôme Bel +

    El viernes 5 de agosto asistí a Coreografía cuántica, una conferencia organizada por la Universidad de San Martin. La charla constaba de dos partes: la primera, una introducción a conceptos Leer más
  • Tic TAC +

    La obra sucede en un continuo empezar, jugando con la idea de linealidad en el tiempo, de relato. Entre es célula en tiempo presente. Los espectadores estamos cautivos entre un Leer más
  • Contrapesos para la representación +

    Aproximación al estar siendo del deber ser Los distintos modelos de belleza habitan de forma segmentada y simultánea la acción de ambos cuerpos femeninos en escena… Solo un simbólico biombo-pizarra, Leer más
  • Me río de lo que puedo +

    Bello el cuerpo que transmite una densidad molesta, gestos reconocibles y tipos de movimiento clasificables. Bellos los estereotipos de la densidad del lenguaje. Bellos los estereotipos de ser danza, baile, Leer más
  • El fuego que hemos construido (1) +

    The radio station disappearedMusic turned into thin airThe DJ was the last to leaveShe had well conditioned hairWas beautiful but nothing really was there. Hong Kong - Gorillaz Hay una persona Leer más
  • Hipercomunicación genital +

    Se va haciendo la luz apaciguadamente, mientras un cuerpo desnudo y boca abajo se acerca a paso lento con movimientos de oruga. Así comienza a agitarse, de a poco, la Leer más
  • La afortunada osadía: un comentario sobre Orgiología +

    “El cuerpo, que históricamente ha pertenecido a una ideología, que además se reitera en lo cotidiano como la marca de una identidad y en lo artístico como marca estética y Leer más
  • MEMORIA DE UN CORAZÓN DE MUJER +

    La obra espera en posición escénica, las futuras protagonistas realizan pequeños gestos, luego cada uno de los seis solos irá desentramando estos indicios para conformar la red de personalidades. El Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA