Domingo, 03 Septiembre 2017 21:05

En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 11

Escrito por Julia de la Torre, Daniel Daverio y Adriana Viñals

Texto realizado por Julia de la Torre para “El arte de la delincuencia”, seminario coordinado por Milva Leonardi y Nicolás Goldschmidt.

IRREVERENCIA, DIVINO TESORO

¿qué me gusta? ¿qué me disgusta? ¿qué me gusta de mi? ¿qué es lo que digo cuando digo que algo me gusta? ¿cuándo estoy mintiendo? ¿qué le gusta al otrx? ¿qué le gusta al otrx de mí? ¿qué les gusta de mí? ¿qué quieren de mí? ¿qué harían conmigo? ¿qué me robarían? ¿qué se llevan de mí?

Milva y Nicolás nos preguntan todo eso.

La irrupción

Irrumpir es atravesar al otrx. Es sacarle el jugo a todo lo que tengo alrededor, es mejorar lo que ya hay, pero sobretodo es empeorarlo, ensuciarlo, travestirlo. Milva y Nicolás proponen la delincuencia, que no es otra cosa que irreverencia. Es tener carta blanca para decir lo que más me gusta y lo que no me gusta nada. Es poder decir las cosas y poder hacer, por sobre todas las cosas. Nos proponen hacer una escena y después deshacerla, para después negarla, dársela al compañerx y que haga lo que quiera. Es desvincularme de lo mío y apropiarme de lo ajeno, para que nunca sea igual. Nos dan la tarea de traer y pensar materiales para después no usarlos nunca.

Un día nos proponen traer una carta de amor y otra de odio. Eso nos hace conectarnos con fuerzas profundas adentro de nosotrxs mismxs, escarbar en nuestras pasiones, llevar al papel nuestros fantasmas e ilusiones. Todo eso para que al día siguiente martillemos todo.

Mis cartas se combinan con otras cartas, nunca sabemos si son verdad o mentira, manoseamos las cartas, las rompemos. Listo, las cartas ya no son más nuestras. Tenemos que convivir en una escena entre todxs, con las cartas, con nuestras pasiones, con nuestros fantasmas, que ya no me acuerdo si son los míos o los de mi compañera.

La irrupción es tratar de hacer una cosa y que todo el tiempo haya algo que obliga a ir para otro lado.

“Cuando estás entendiendo que la escena se armó, desarmala” –nos dicen-.

Intentamos poder subirnos a esa ola de irrupciones: nadamos arriba de la interferencia de voluntades y tratamos de corrernos de la solución.

Preguntas que nos guían. Preguntas que hacen que todo se desoriente.

Todo el tiempo hay que estar atentos a lo que nos llama la atención, ser intuitivos con esas pulsiones y evidenciarlas, sin saber por qué. En el no-saber-por-qué está la irrupción, porque ahí es donde se construye a partir de las vísceras, desde la piel, desde carne, desde los ojos. Así nos proponen estar en escena.

Armar la escena. Desarmarla. Armarla de nuevo. Desarmarla. Armar la de un otrx, desmembrarla. Apropiarme de todo lo que me interesa.

 


Texto realizado por Daniel Daverio para “Detrás del acontecimiento”, seminario coordinado por Barbara Hang, en el marco del festival 12/24.

Resiliencia

Podría ser un paraguas, o unos labios, o un cacho de carne, o una canción de Roxette, o una pirueta coreográfica del demonio carnavalesco, hasta una desaparición o una botella. Vamos a decir botella, nombremos la botella. Botella es persona, es cuerpo, es obra, es pensamiento, es idea, es composición, es performance, es escena. ¿Qué veo en nuestra botella? Veo su color, su tamaño y textura, en dónde le pega la luz y qué tiene a sus lados, su pigmentación, su marca, sus usos, su vibración, sus signos e historia, veo su contenido o creo que lo veo.

¿Pero detrás? ¿Qué hay detrás ? ¿Hay (solo) detrás? ¿Qué hay detrás de la botella? ¿Seguirá siendo botella? Debo reconocerlo, la existencia de un detrás me intriga, me moviliza , me produce deseo de ir hacia ese detrás, de ir e inventar, de investigar, de crear, hallar, destapar, desnudar, desvestir, sorprender, desenmascarar, explorar y conquistar. ¿Por qué no pensar en que botella y yo construimos juntos el detrás? El detrás es, quizás, la intriga de llegar a él.

Ya está operando. Ya no es el detrás de la botella, es el detrás del acontecimiento botella.

¿Desde qué perspectiva vemos el detrás? Si, obviamente perspectiva nos remite al orden espacial y visual de la cosa. ¿Pero cuántas capas despliega el detrás? El detrás abarca todo el universo perceptivo. Detrás de un discurso, de un concepto, de la piel, del goce, del dolor, del suspiro, de lo humano, lo político, de una muerte, de una idea….. y nuevamente, detrás de una desaparición...

Quizás no es necesario entender o captar el detrás, solo dejar que actúe. El detrás de cada uno no es activado por cada uno, funciona solo. No es algo que se hace. Detrás es devenir.

Ubiquemos al público:

Tenemos nuestra botella y ahora, ¿dónde ubicamos el público? Quien es botella elige, bueno a veces no. ¿Cómo elegir si elijo? ¿Qué deseo que se vea y qué no, o desde dónde, qué quiero erotizar, qué quiero exponer, producir, proyectar?

Es infinita la transformación del acontecimiento desde distintos enfoques.

Ahora cambia, lo propone el público, ahora elige quién devela qué develar y qué no. Dónde se ubica. El público construye el detrás. El espectador, quien vivencia, quien completa, ahora decide si hay y dónde o qué es el detrás.

Soy botella, ellos me tocan, ellos se van lejos y casi no me miran. Ellos definitivamente me dan forma, me afectan y modifican. Mi trabajo es dejarme modificar, es mi resiliencia.

No lo puedo evitar, estoy atravesado.   

¿Qué hay detrás de estas lágrimas? ¿Qué hay detrás de este texto? ¿Qué hay detrás de una desaparición forzada?

 


 

Texto realizado por Adriana Viñals para “Detrás del acontecimiento”, seminario coordinado por Bárbara Hang en el marco de la segunda edición del programa de entrenamiento escénico 12/24

Una revelación de lo posible

Una vitrola, una lámpara de kerosene, afiches antiguos, en la esquina del fondo un buzón. Un niño gatea empujando un autito, dos hombres comen. Y un cartel que dice: “Boliche de Amigos”. La escena, aunque no lo parezca, es en algún lugar de Buenos Aires. Un lugar que ahora miro… ¿o lo estoy inventando?

Hubo soplidos, estertores, movimientos ondulantes. Nos dejamos llevar con los ojos cerrados, fuimos cómplices y espiamos a la cantante detrás de la puerta.

Copiamos, modificamos, intervinimos, salimos a la calle, nos divertimos, nos pusimos de acuerdo, volvimos a tiempo.

¿Ya nos habíamos presentado?

Durante una semana, Bárbara Hang habilitó espacios de diálogo y reflexión sobre lo escénico, sobre las múltiples miradas que construyen ese momento particular e irrepetible que aconteceentre actores|bailarines|performers y público.

Si bien hay fenómenos concretos que observar en torno a la construcción de la escena: el punto de vista, lo auditivo, lo dinámico, las tensiones, lo kinestésico, etc, cuando asoma la subjetividad las preguntas y cuestionamientos se multiplican.

Entre la percepción de una sensorialidad exacerbada por algún estímulo y la elección puramente formal de un espacio, por ejemplo, ¿cómo descubrir cuál es el anverso y el reverso de esa escena|acontecimiento que genera los sentidos?

Bárbara Hang, con exquisita cautela, posibilitó que emergieran lugares asequibles para la exploración de esos cuestionamientos sin pretender entrar en un ámbito teórico, sino por el contrario, atravesarlos a partir de la experiencia.

Las formas entre el que mira y el que es mirado.

¿Qué ojos tenemos? Inventar una mirada.

Los lugares podrían intercambiarse porque ambos pertenecen a un mundo que está poseído por el otro.

No hay palabras. Inventar un lenguaje.

Ebullición.

La vida microscópica.

El manual de anatomía.

El gato.

La pastora.

Un elefante que nos guiña el ojo.

La chica de las dagas voladoras. 

Elijo al azar y leo en voz alta una frase de Arlt “es casi seguro que hoy me va a ocurrir un suceso extraño”.

Y así fue, porque durante una semana, Bárbara Hang con calma, con afecto, con sencillez e inteligencia, permitió generar un contraluz donde poner las cosas buenamente de cabeza.

- ¿Nos presentamos?

Alguien corre, alguien choca contra la pared, alguien simplemente respira y espera, alguien confía y se tira de espaldas, alguien habla solo al otro lado del muro, alguien se asoma desde abajo, alguien se sienta en una silla diminuta, alguien dice: - la escena comienza con un accidente -.

“Todos somos extraños para nosotros mismos, y si tenemos alguna sensación de quienes somos, es sólo porque vivimos dentro de la mirada de los demás."

P. Auster - Diario de Invierno -

 

TODOS LOS TEXTOS EN PALABRAS

  • Cuerpxs Inquietxs. Encuentros en movimiento. +

    Hace un mes me invitaron a participar de un ciclo de conversaciones llamado “Cuerpxs Inquietxs”. Realizado por el grupo Bailarinxs Leer más
  • HUMANIDAD +

    Humanidad, de Eugenia Estévez y Paula Almirón, nació dentro del ciclo “Bocetados” en agosto de 2014 en el espacio Café Leer más
  • Proceso creativo VENTANAS +

    Aproximadamente a mitad de este año fui convocada a dirigir en el marco de una residencia de danza propuesta por Leer más
  • Resonancias de lo íntimo +

    Siempre llevo una libretita de notas en mi mochila para anotar algún hallazgo sobre un tema que esté investigando, o Leer más
  • Conversaciones en Territorios +

    Tango Crítico es un colectivo que vincula la danza de tango social con el soporte metodológico de la educación popular. Leer más
  • Conversaciones en territorio. Danza comunitaria +

    Ya el título de la charla nos plantea un interrogante ¿De qué territorio estamos hablando, el cuerpo, territorio escénico, según Leer más
  • La relevancia de lo coreográfico en el Teatro Musical de Buenos Aires  +

    El Teatro Musical es una forma de arte que conjuga el teatro, la música y la danza. Es esta conjunción Leer más
  • La muerte del arte y los nuevos modelos de producción en Danza Contemporánea +

    El término contemporáneo aplicado al arte surge para aquel que se está produciendo desde hace treinta años, y que ya Leer más
  • TERMINÓ DOCE VEINTICUATRO, pero sigue en 2018! +

    El tercer mes de trabajo intensivo En Convivencia Segunda cuadernosdedanza.com.ar y Doce/Veinticuatro nos trajo sorpresas en formatos de textos, palabras, Leer más
  • En Convivencia DoceVeinticuatro - Segunda Cuadernos de Danza // SEMANA 12 +

    Texto realizado por Matías Katz para “El actor y el objeto”, seminario coordinado por Paula Pichersky y Luciana Carrasco. El Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11

ESCRIBEN EN SEGUNDA