Newsletter

Jueves, 13 Octubre 2016 21:41

Acto de habla, baila una horda.

Escrito por

 

No estoy muy segura de qué hablamos cuando hablamos de lenguaje en danza. Más de una vez hemos discutido con amigos, colegas y el equipo de esta revista acerca de si hablar o no de lenguaje de movimiento. Me resisto. Siento que cuando hablamos de lenguaje de movimiento, se reduce la cuestión de lo material propio del movimiento, siento que se traspola una forma de pensar y codificar propia de un sistema cerrado de convenciones más o menos estancas como es el lenguaje de la palabra y toda su intencionalidad comunicativa poniéndole barreras a la ambigüedad del arte. Claro, también cometo un acto de injusticia porque el lenguaje no es eso que estoy diciendo que es. Y entonces toda esta reflexión se convierte en una nube informe y completamente descabellada, sin sentido, una nube errante.

Me digo entonces, pensemos la danza como una nube errante.  Pero no toda la danza, sino en particular la que se resiste a la formalización y codificación de un repertorio de movimientos (o lenguaje).

Una forma informe de movimiento constante una materia informada por su constante movimiento, continuo, sistémico. Una masa suave, liviana y potencialmente densa y pesada. Un grupo, una comunidad, una sociedad de cuerpos.

Un Solo será sucedido por una danza grupal unísona y disonante. Una maestra, una generación de bailarines que se fueron modelando a su lado y también la modelaron a ella. Una forma de bailar. El butoh, una forma deforme, un estilo, una postura, una perspectiva respecto de la danza.

Si pensamos en la historia del arte, la historia de la danza, la historia del hombre, vemos que las cosas, las tendencias, las apariencias van tiñiendo el territorio, como la peste, avanzan dejando una transformación a su paso y destruyen lo que hay para generar algo nuevo. Hay un movimiento territorial en el desarrollo de la humanidad, como por designio humano, no nos queda otra que ser atravesados por el constante flujo en el espacio-tiempo

Es que somos cuerpo y palabra. Y tanto uno, como otro, hacen forma. Y la forma del Butoh llegó, se instaló, se fue desarrollando en Argentina. Me interesa lo que sucede en la escena, en la decisión de una maestra que baila un Solo compuesto hace varios años atrás y luego, siguen, sus alumnos, la generación transformada en el espacio que ella generó y coordinó hace tantos años.  Se les da paso y son muchos, son una horda. Esta dupla es una obra y un manifiesto. Es una expresión de afianzamiento institucional y artístico.

Me pregunto también, si es una forma de control o entrega. ¿Es posible la entrega sin un poco de control? ¿Cómo se relacionan históricamente los maestros con sus alumnos? Existe una persona, Rhea Volij que se puso a bailar Butoh, dio clases incansablemente los últimos ¿15 años? Dio clases, compuso, armó charlas, se fundió con otros interesados en la danza Butoh del país y del mundo. Empezaron a viajar maestros de ojos rasgados a la argentina, producciones independientes trajeron representantes de la danza japonesa a la argentina, se fue horadando el territorio y germinando la semilla y un campo se cosecha hoy, luego de un acto de habla. ¿El acto de habla es la danza / el cuerpo de Rhea? ¿El nombre “Rhea”? ¿La acción pedagógica? ¿Es todo? ¿Es uno? Es un Solo.

Es un acto de habla, un acto que arranca en el fuero interno del cuerpo. Lo hemos visto en los bebes, hablar es un gran esfuerzo para el hombre, invita al cuerpo entero a ponerse a disposición, distribuye flujos de energías que activan un movimiento interno, profundo y proyectivo. HABLAR. Un movimiento que trae palabra y la palabra trae transmisión. Y en el acto de habla primero, inicia la comunicación, la copia, el aprendizaje y el proceso de la ¿cultura? ¿del arte?

Inicia el acto de habla, trae la transformación profunda y  Habla Casandra. Y, ¿Qué pasa cuando habla Casandra? Una horda de bailarines invade un escenario y se entrega al constante repetir de acciones inútiles, inconclusas, informes. Habla Casandra, danza Butoh, una nube errante atraviesa el mundo.

Este comentario fue escrito a partir de mi asistencia al estreno de Horda y re-estreno simultáneo de Habla Casandra, en Agosto de 2016 en el Teatro El Excéntrico.

Fichas Técnicas

HABLA CASANDRA

Coreografía  e interpretación: Rhea Volij I Música original: Eduardo Felenbok I Asistente de dirección: Alfrida Podlischevski

HORDA

 

Intérpretes: Débora Aguiar, Daniel Daverio, Malena Giaquinta, Ignacio Litvac, Claudia Rodríguez Rincón, Ana Laura Ossés, Adrián Polimeni, Tamia Rivero I Asistente de dirección: Majo Nóbile I Colaboración creativa: Patricio Suárez I Música en vivo: Jazmín Ortiz Ares I Diseño sonoro: Patricio Suárez I Diseño de luces, escenografía, diseño gráfico: Carlos Coccia I Diseño de Vestuario: Carlos Coccia. Pi A Raña I Realización de vestuario:  Pi A Raña, Tamia Rivero I Foto y video: Paula Zacharías I Dirección: Rhea Volij

Josefina Zuain

El tema del ser es para mí un tropezón asegurado. Bailo y escribo, bailo y estiro, bailo y no bailo. Me gusta decir: soy bailarina y escritora. Escribo, escribo, escribo... bastante compulsiva-mente.

Tal vez todos mis textos hablan de la acción de separar y del amor. Separar como modo de re-unir, re-condensar, volver a pensar y seguir (no) siendo. Amor: mi cuerpo. Segunda es mi relación más estable y duradera. Aquí, entre amistades, casualidades, pasiones y deseo, inventamos y recreamos los modos en que podemos pensar (seguir pensando) y volver a pensar en-con-a través de la danza.

 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Sólo hay que ir * +

    Mi familia era muy chiquita: éramos mi padre, mi madre, una abuela –la madre de mi padre-, y yo. Mi padre tenía varias profesiones: escritor, arqueólogo, director de teatro. Mi Leer más
  • Eterno presente COVID-19 +

    Antes del Covid-19 Hace 7 años atrás Iván Haidar presentaba ante el directorio de Prodanza un proyecto que se titulaba Lugar Propio. No quiero falsear datos históricos y tampoco ando Leer más
  • Desafiando la ingenua gravedad +

    Aparentemente, como el subtítulo de la obra lo dice, “la caída es un invento del planeta tierra”. Desde esta premisa, las intérpretes buscan explorar el nexo, siempre en tensión- reinvención-rotación-inversión, Leer más
  • El pez dorado +

    La sensación de sumergirse en un universo onírico. Color dorado. Una de David Lynch. La lengua es un solo en el cual la intérprete nunca está sola. El lenguaje que Leer más
  • Aire de comentario +

    Un día llegué tarde a una función de danza y claro, me quedé afuera y entre otras cosas, lloré de rabia. Y también me quedé afuera de miles de conversaciones Leer más
  • De cómo estar con otros +

    Estar con otros es ir a ciegas al encuentro. Alejarse ante una determinada situación, tomar una postura, luego cambiarla y volver al ruedo. Cubrirse y descubrirse el cuerpo, las emociones, Leer más
  • Un campamento de imágenes nómades +

    Magritte decía que sus cuadros debían considerarse “signos materiales de la libertad de pensamiento”. Y luego definía lo que él entendía por tal libertad: “la vida, el Universo, el Vacío, Leer más
  • Todo para mi pequeño alrededor +

    I. Logramos hacernos del tiempo para ir a ver Cmmn Sns Prjct y, tal como la expectativa lo indicaba, no paramos de reír en toda la función. En la repartija Leer más
  • Memoria en movimiento +

    Como aire de mar, la vida transgeneracional de una pareja se dispersa en escena. Dos dúos cruzados, intercambiados, van delineando el aprendizaje de una relación que perdura a lo largo Leer más
  • El vínculo: sensación de realidad +

    “¿Qué es la fisicalidad? Cuándo empieza y termina lo físico. Cómo se percibe. En esta experiencia de ser humanx, la fisicalidad pareciera revelarse como caminos y señaléticas de nuestras experiencias Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA