Newsletter

Viernes, 27 Octubre 2017 16:44

Nada, acá, tranca, ¿vos?

Escrito por

Comentario hecho sobre Todo Piola de Gustavo Tarrío

– ¿Vos que hacías sino nacíamos en el mismo barrio?

– Qué sé yo. No nacía.

Estas breves líneas inscriptas en el texto que acompaña la obra, me permitieron ingresar paulatinamente en el mundo de Todo Piola. Inmediatamente después de recibirlo, comencé a formularme posibles hipótesis.

En un espacio escénico despojado, completamente vacío, Todo Piola parte de un momento de soledad para luego convertirse en un encuentro afectivo y expresivo entre dos chicos de barrio: un chico (Eddy García) y una mujer (Carla Di Grazia) en todo este universo ficcional que se entreteje a partir de un poema de Mariano Blatt.

La historia comienza en una esquina oscura. Estos amigos de un barrio cualquiera se saludan con un “todo piola” y desde ese instante se abren puertas a un mundo inesperado en el cual la corporalidad construye y da vida al espacio. Cuerpos vibrantes que luchan, que se atraen, que juegan, que se descubren y se perciben, ambos construyen un momento de encuentro, de la posibilidad del romance donde toda fantasía es posible, desmenuzando y amplificando dicho vínculo amoroso que prima, mediante el uso de los lenguajes de la actuación y de la danza.

El mundo al que refieren es conocido: ambos intérpretes están vestidos con ropa deportiva de fútbol y son jóvenes. Pero la situación que interpretan es extraña y distinta ya que los movimientos son de una corporalidad comprometida . Construyen el espacio ficcional a partir del relato y lo completan por medio de las acciones físicas que involucran caídas y recuperaciones, contactos entre ellos, resistencia y grandes despliegues.

Además, ellos no están solos: en este ámbito imaginario, el repertorio de canciones de Guadalupe Otheguy es diverso y su presencia en escena confluye en la acción, no para promover la evolución de la narración, sino como una manera de adentrarnos en ese universo fantástico y efímero.

Sobre el final, se produce el retorno inicial a la soledad; ese encuentro fugaz e ilusorio de un estado de imaginación desatada ha cesado definitivamente, como si todo hubiese sido un sueño y la situación primigenia volviera a sucederse.

Retorno que también produjo después de un tiempo prolongado, que siga pensando y escribiendo sobre esta obra.

Este comentario fue construido a partir de la función de Todo Piola, vista el día viernes 8 de mayo de 2015 a las 23.30 hs. en el Teatro del Abasto (Humahuaca 3549).

 

 

 



Carla Galvalice

Nací el 2 de Abril de 1991 en Chivilcoy. Mi influencia con la danza comenzó desde muy chica en mi ciudad natal. A mis 18 años vine a vivir a la gran ciudad para estudiar Artes Combinadas en la UBA, carrera que estoy terminando junto con el profesorado. Además, continúo mi formación con diferentes profesores en danza contemporánea y teatro. Me interesa fusionar la escritura, experiencia que vengo realizando desde el ámbito de lo académico, con la danza contemporánea hoy en día. Actualmente, dicto clases de elongación. 

Lo último de Carla Galvalice

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • La hija de puta de la niña +

    I. Cuentan por ahí que un día una niña irrumpió en un teatro, se puso frente a un escenario ambiguo y tomó el mando. Cuentan que quienes ocupaban la escena Leer más
  • El cielo de nosotros, los monstruos. +

    Érase un lugar desconocido habitado por seres desconocidos: nosotros. El cielo de los monstruos parece mostrarnos justamente el intervalo entre un primer y un segundo acto, es decir ese momento Leer más
  • El odio diario +

    “Frente al efecto cosificador de la mirada, el tacto nos proporciona la oportunidad de comprobar que el otro no es objeto sino sujeto y esto cambia dramáticamente la relación entre Leer más
  • Útil no. Un texto para Inútil. +

    En un momento este texto serán solo impresiones de la obra. En ese momento apelo al lector, a que se tome uno o dos segundos para imaginarlas. Algo que no Leer más
  • EL DESEO SIN NOMBRE +

    Ardua la tarea de encontrar las palabras para Amaralaniñafuego. a) ¿Una primera transformación trastoca la realidad de un cuerpo humano? Tal vez no, porque evidentemente existe la posibilidad en lo Leer más
  • Bizcooochitos ii Feeernetch +

    I. Estoy en Córdoba. En la Wikipedia, lo primero que muestra la entrada correspondiente al término Córdoba es un link y un íconito que dice “Pronunciación”. Más aaallá de todaaas Leer más
  • De la danza al cáncer y del cáncer a la danza. +

    En 1987 comencé a trabajar en mi tesis para el doctorado en biología molecular y celular. Al mismo tiempo, empecé a tomar dos clases de danza a la semana. Xavier Leer más
  • Oscuridad, fantasmas y grotesco +

    En Acto Blanco, Carla Rímola y Laura Figueiras revisitan el romanticismo en la danza. Si bien, el título remite al segundo acto de los ballets neoclásicos-románticos, el trabajo sobre el Leer más
  • HACEDORA +

    La espera de la obra y los espectadores frente a la escenografía, dos sillas, una de ellas sostiene varias cajas forradas de distintos tamaños y colores, el otro asiento está Leer más
  • El despotismo sexual de La Wagner +

    Una primera caminata de perfil al público da inicio a la obra. Cuatro mujeres entran lentamente, paso a paso sus cuerpos desnudos desfilan, bajan, van llegando…una luz muy tenue y Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23

ESCRIBEN EN SEGUNDA