Newsletter

Sábado, 01 Noviembre 2014 19:09

COMO UN CUENTO DE HADAS EN EL MEDIO DEL MAR

Escrito por

La presente reseña es una obra que he visto en distintos momentos y formatos, el video de un ensayo previo al estreno, también en el espacio antes llamado Zafra, en una escenografía reducida donde la obra tomó las escaleras de un lugar llamado La Jungla -donde la revista festejó su segundo aniversario-, pero no la vi en su última extensión, donde los espectadores son avisados a llevar auriculares para escuchar mientras las protagonistas bailan en silencio. Me debo esta última etapa de la obra protagonizada por Cecilia Molina y Mailen Madsen.

Paradas sobre un banco, las dos espaldas frente al público con movimientos marcados hacen de los músculos la lentitud: desde los omóplatos a los brazos desarrollan y con sutiliza se desplazan en el mismo lugar hasta erguirse y quedar esbeltas mientras imposibles de descifrar surgen voces como debajo del agua: palabras lejanas; burbujas que se confunden con el ruido producido por dos polleras de celofán verde y azul, los colores del océano o el mar, un posible origen de donde parten las intérpretes. Nacen juntas en movimientos y composición, siamesas que en distintos planos se copian una a otra, la mímesis del comportamiento las devuelve unidas, simetría dirigida por un hilo invisible que las coordina.

Surge la pregunta: quién copia a quién, o sea, cuál es la dueña del origen del movimiento y cuál es su representación, su duplicado en la simultaneidad.    

Quizás por eso los cuerpos se encuentran y comienzan a cerrarse, las hermanas que en el primer tramo de la obra se repetían, se ensimisman y disputan el espacio ajeno que en cierta forma les corresponde, porqué acaso la otra no es ella. Comienza de este modo la confrontación de fuerzas, la materia es y será impenetrable, pero visualmente cuando las dos cabezas confunden sus pelos se logra la unidad y luego de tanta fricción perezosa, dos pares de piernas traccionan sobre el mismo eje intentando invadirse.

Ninguna logra colonizar a la otra, es imposible que suceda: en cierto punto no hay otra, pero la necesidad de un rasgo único en el mundo, de ser individuo las enfrenta por una identidad que da pie subterráneamente a otra lucha, aunque no deja de ser la misma, la del amor materno o una reminiscencia semejante, su conquista, aquel origen del movimiento. La preferida.  

 Huérfanas solo saben que traen preexistentes e inscriptos en sus cuerpos como memoria toda la coreografía que reproducen igual: ¿entonces fundirse a fin de ser únicas? Cansadas de ver su reflejo, dos niñas juegan a perseguir el corazón, al fin de ninguna, y se sumergen para romper la simbiosis como un hechizo. 

Un texto para: Decosntrucción: Algo de eso flota / Dirigida por: Cecilia Molina – Mailén Madsen

Pablo Gungolo

Poeta, nació en Bahía Blanca y en la actualidad reside en Capital Federal. En el 2011 publicó su primer libro “Polaroid” (Editorial La Parte Maldita). Generalmente escribe en floresyfobias.blogspot.com (Elongando). Su próximo libro se llamará “los restos”.

Más en esta categoría: « ARQUETIPO EN POS DE UNA COHESIÓN »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Querer y Poder +

    Dirección: Santiago Mitre y Juan Onofri Barbato En pantalla exteriores: autopista Buenos Aires-La Plata (…) subsuelo del Teatro Argentino; contraluces; cuerpos masculinos. Son siete chicos; hombros, tríceps; indumentaria deportiva; caminan, preparan Leer más
  • No tengo que ser honesta +

    Cómo citar este artículo Lanfranco, Marina (2022) No tengo que ser honesta. Cuadernosdedanza.com.ar ISSN22508708. Publicado: 19 de abril. En estas líneas te cuento que ando un poco desbordada, derramada, yéndome Leer más
  • Tus huesos +

    Una luz. Una maquinaria. Un ovni. Llega, irrumpe, ilumina y deja ver al tiempo que oculta partes de lo que muestra. Podría ser la luz de los huesos de todos Leer más
  • Superar la Pérdida +

    Del orden de lo dispuesto, diríamos que un duelo determina la tensión, directamente dual, entre dos posiciones opuestas complementarias que delinean un estado emocional. Dos direcciones disímiles disminuyen su diferencia Leer más
  • Trompe-la mort +

    ¿Cómo representar la muerte en escena? se pregunta el Grupo Krapp. Y en un intento de matar al autor, prefieren que otros respondan por ellos. Ellos interpretan las directivas dadas Leer más
  • El valor del arte y el precio de la valoración ¿Parientes lejanos o compañeros cercanos? +

    Año 2001: en dos meses una beca se acaba y una madre muere en verano. Veinte mil pesos en Córdoba eran veinte mil lecor (1), un auto costaba siete mil Leer más
  • El agua que derrama tiempo +

    En “Qué azul que es ese mar” de Eleonora Comelli, el tiempo pareciera configurarse en una duración bergsoniana, donde pasado y futuro conviven amalgamándose, confundiéndose, borrando sus límites en el Leer más
  • Una acción política de resistencia +

    Es la definición que da Jimena García Blaya, con respecto a la edición online del Festival Internacional de Danza Emergente (FIDE) en el contexto del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio Leer más
  • Las apariencias, ¿engañan? +

    La estatua se introduce en sus primeros movimientos a partir del hilo de lana que termina por destejer el traje original de la intérprete. La sencillez de la puesta en Leer más
  • COMO UN CUENTO DE HADAS EN EL MEDIO DEL MAR +

    La presente reseña es una obra que he visto en distintos momentos y formatos, el video de un ensayo previo al estreno, también en el espacio antes llamado Zafra, en Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24

ESCRIBEN EN SEGUNDA