Newsletter

Jueves, 01 Mayo 2014 18:52

La carne expuesta

Escrito por

La carne expuesta

Obra: Lub-Dub

Peligroso, insalubre puede resultar para la constitución de las personas asociar la educación a la disciplina como valor positivo, si no se discierne entre un eje normativizante y otro crítico.

Miles de dispositivos (en las dimensiones macro, meso y micro) son los ya puestos en marcha para intentar controlar la subjetividad, tanto en su anclaje colectivo como en el singular. Instituciones, organizaciones, normas, ideas y valores que se imponen de formas diversas como el forzamiento para una identificación masiva y prácticas cotidianas que asumimos en nuestras casas, trabajos y con amistades, responden o pueden responder a una fuerza opresora que, cuanto más ignorada o no criticada, más fuerte y avasallante.

Uno de los dispositivos mencionados se viabiliza a través de la educación, más precisamente la Educación Bancaria, así denominada por Paulo Freire. Este autor postula y trabaja desde la necesidad de romper con la educación formal/bancaria, pues es la que reproduce un sistema de aprendizaje donde el saber es entendido y se lo opera desde un modo verticalista, unidireccional, depauperante: es la educación mecánica, domesticadora, que facilita la alienación de los seres humanos pues enseña a repetir y No a construir de forma conjunta reflexiones críticas no contemplativas contextualizando a cada grupo de personas que confluyen en un espacio-tiempo a cuestionar.

En la obra Lub-Dub, en las escenas de las tablas de multiplicar, una persona incorpora números mediante una serie de repeticiones, y cuando la repetición es incrustada y absorbida como única acción, muere sin caer el cuerpo, continúan sus movimientos sin respuesta al abuso perpetuado en una relación de poder. Su existencia ahora automatizada no es un problema.

- Lub-Dub ilustra una de las formas desmesuradas de violentar y demoler la subjetividad a través de un disciplinamiento alienante de los cuerpos como control social.

- Llevando una vida semiautomática, realizando acciones congeladas o tibias, sin crear espacios de discusión, sin disputar, sin construcciones colectivas, sin afecto auténtico, la ciudadanía efectiva se disuelve, quedando meramente la carne expuesta. Con piel, sin persona. 

- Una posible respuesta es efectuar prácticas - en diversos ámbitos, más allá de la esfera educativa - que continúen con las ideas de Paulo Freire, es decir, trasladar los valores y el impulso constante de una educación problematizadora a nuestras acciones cotidianas, desde una confluencia dialógica de seres humanos cuestionando las condiciones de vida, de trabajo, y provocando la apropiación de la biografía desde un tejido colectivo, asumiendo que la conciencia individual es incompleta, está rota y falsea la experiencia.

Recomendaciones:

  • “Pedagogía del oprimido”. Paulo Freire.
     
  • “La educación como práctica de la libertad”. Paulo Freire.

Ficha técnica:

 

Coreografía y dirección: Roxana Grinstein| Interpretes: Carla Rimola, Julia Gómez | Asistencia: Maite Salz | Música original: Martín Ferres | Iluminación: Alfonsina Stivelman | Escenografía : Ariel Vaccaro | Diseño gráfico : Camila Castro Grinstein |Prensa : Simkin y Franco

Bruno Henning

Formó parte del Equipo Editorial de Segunda cuadernosdedanza.com.ar durante el 2014.

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Corazones maduros +

    Corazones maduros Un texto para: Todos contentos dirigida por: El Descueve - Puesta en escena: Mayra Bonard Querida Gabi, más meses pasaron desde que te fuiste, esta última vez, y el Leer más
  • La pintura de Dorian Gris +

    “No se puede reducir la danza a la imagen. El cuerpo es los cuerpos, todos los cuerpo que un cuerpo reescribe en cada presente. Reescribir, reelaborar, hacer un original de Leer más
  • Aire de comentario +

    Un día llegué tarde a una función de danza y claro, me quedé afuera y entre otras cosas, lloré de rabia. Y también me quedé afuera de miles de conversaciones Leer más
  • Las memorias de la carne. Un comentario para Xenit. +

    Xenit, Zenith o Cenit: ¿cómo (d)escribirte? Me hago y le hago esta pregunta a la obra, en circunstancias de que sé que esa obra que vi, no es la misma Leer más
  • Calesita de preguntas +

    Hace muy poco que comparto esta idea muy subjetiva, que no es mía, sino de Adva, y creo que tampoco es de ella. La idea es que no estoy tan Leer más
  • imagen-tiempo.espacio +

    Como una imagen pictórica, Inmóvil comienza con los intérpretes en quietud posando para una foto. Sobre un fondo monocromo, se plasman esos cuerpos detenidos, captando un instante preciso en todo Leer más
  • Hogar, ¿dulce hogar? +

    ¿La femineidad en otros tiempos? ¿Por qué representar a la mujer hoy bajo una estética de los años 50 abocada fervientemente a la vida doméstica? ¿Qué ecos de ese modelo Leer más
  • De mujeres tribales y hábitos erógenos +

    Lo fantasmagórico y tenebroso acompañan el comienzo de la obra. La sala se encuentra llena de humo y, de repente, con la música de quien da nombre a la pieza, Leer más
  • EN POS DE UNA COHESIÓN +

    Los espectadores llegan y se acomodan en sus asientos, la obra ya está en escena, los intérpretes enmascarados con movimientos por ahora pausados que muestran todo su recorrido y con Leer más
  • La sombra que trota detrás de nosotras tiene cuatro patas +

    Llego al Centro Cultural Konex más de media hora antes de la hora de comienzo de la performance. Me toca hacer fila junto a los que no tienen entrada (están Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA