Newsletter

Domingo, 10 Abril 2016 19:53

La sombra que trota detrás de nosotras tiene cuatro patas

Escrito por

 

Llego al Centro Cultural Konex más de media hora antes de la hora de comienzo de la performance. Me toca hacer fila junto a los que no tienen entrada (están  agotadas). Somos varios. Mientras espero me encuentro  con amigos. También veo pasar veloces, justo antes de que den sala,  a los integrantes del jurado.

Entramos algo desordenadamente, siguiendo la indicación de sentarnos alrededor de una superficie  cuadrada  de papel blanco que cubre el piso a modo de tapete, con cuidado de no interponernos entre los tachos de luz y el espacio escénico.  En el piso blanco, echadas en círculo, cinco mujeres con cabezas enormes de lobas.  Una imagen de documental o jardín zoológico. Algo alejado del grupo un contrabajo descansa,  de canto sobre el suelo de papel.  Esta imagen quieta dura apacible. Tiempo vital, improductivo, necesario  a su vez para anclar la acción que va a venir.

La primera en moverse es la que está más cerca del contrabajo. Toma con sus manos humanas un pincel fino y un recipiente blanco pequeño y pulido y escribe con tinta roja sobre el papel PODER QUE INVOCO… y continúa mientras palabras que no alcanzo a ver la acercan al instrumento. Lo levanta, lo hace sonar y entonces las demás comienzan a moverse: repiten el gesto de tomar cada una un pincel y un recipiente con tinta. Todas escriben.

Yo estoy arrodillada en segunda fila en el piso, detrás de mí hay gente parada. Sobre los otros lados del tapete de papel (laterales y fondo de la sala D) hay mucho menos espacio y menos gente, casi toda sentada en el piso. Tratando de no hacer ruido ni golpear a nadie cambio de posición para aliviar mis rodillas. Algunos se animan a pararse y moverse de lugar.

Cambios de luz organizan los momentos de la acción. Los cuerpos también se vuelven superficies para la escritura. Ellas caminan en dos pies, las cabezas de lobas muy erguidas, casi flotando con majestuosidad. La acción – escritura continúa.  Mujeres de entre el público, susurrando, hacen correr la voz de que podemos descalzarnos y entrar a  leer los textos. Entretanto las mujeres – lobas – performanceras  se juntan, recostadas unas sobre otras en una imagen similar a la del comienzo pero ahora la gente circula a su alrededor. Decido alejarme un poco para ver esta situación. Es el final pero para mí en este momento empieza algo nuevo.

Me pregunto si -casi como si fuera una opción predeterminada- espectamos y producimos de acuerdo a las exigencias de un cierto modelo de obra escénica  ¿Cuánto podría durar Ema? ¿Qué tipo de espacio requiere esta performance? ¿Cómo podrían organizarse el espacio y el tiempo para construir una circulación libre de los espectadores?  ¿De qué modo podrían incluirse los cuerpos de los espectadores dentro de la acción?

 

Este es un texto para la función realizada en FAUNA, Festival artístico de la Universidad Nacional de las Artes, el viernes 30 de Octubre de 2015. 

 

Idea y Dirección: Natalia Curcho y Natalia Jorquera | Performers: Cecilia Bosso, Nair Noronha, Luciana Schmit, Natalia Curcho y Natalia Jorquera | Colaboración artística y visual: Mariana Ticheli |Diseño de indumentaria: Laura Ponce | Asistente de indumentaria: Luisa Bohorquez.

Cecilia Molina

Nací en Bahía Blanca, sobre el final la dictadura. Desde los ocho años practico, veo, hago danza y leo con pasión. Estudié Letras en la Universidad Nacional del Sur. Me recibí de Profesora de Danza Contemporánea en la Escuela de Danza Clásica de Bahía Blanca en la que luego trabajé como docente. Pisando los treinta viene a Buenos Aires. Sigo creando, investigando, haciendo danza. Este año comencé a cursar la maestría en Sociología de la Cultura en la Universidad de San Martín. Soy integrante del Grupo de Estudios de Danza y Performance del IDAES/UNSAM.

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Cherry Bomb (and the Bikini Machine) +

    “¿Por qué la oscuridad es tan seductora?” es la pregunta que leo ni bien abro el Facebook. Debajo, la foto del consultante vestido como Gary Oldman en Drácula, de Bram Leer más
  • Las apariencias, ¿engañan? +

    La estatua se introduce en sus primeros movimientos a partir del hilo de lana que termina por destejer el traje original de la intérprete. La sencillez de la puesta en Leer más
  • Obscenidad femme fatale: resistencia y vuelta al origen +

    Orgía de recuerdos, amores, sexos, memorias, orgasmos y biografías, Sin sostén se presenta “desnudando nudos”. Reivindicación osada del deseo y su objeto. ¿En qué lugar de la vida se encuentra Leer más
  • Entre vos y yo +

    Empezamos haciendo un dúo. Yo hago una rolada pegado a vos. Paso arriba. Quedás abajo. Movido por la fuerza de tu cuerpo voy tapándote. Me muevo con la menor energía Leer más
  • El valor del arte y el precio de la valoración ¿Parientes lejanos o compañeros cercanos? +

    Año 2001: en dos meses una beca se acaba y una madre muere en verano. Veinte mil pesos en Córdoba eran veinte mil lecor (1), un auto costaba siete mil Leer más
  • La mirada inversa +

    Cómo volveré a ver, nombre de la obra, exclamación y pregunta que invita a pensar desde los verbos “volver” y “ver” en un antes y un después. En función del Leer más
  • Cuando soñamos vemos con todos los detalles +

    Cuando soñamos vemos con todos los detalles Un texto para Los Incorporales , aventura optica. “Cuando soñamos vemos con todos los detalles” Los Incorporales Una proyección en la pared del fondo Leer más
  • Me atraviesa un río +

    Un texto para: El Gualeguay (poema-río) // dirigida por: Carina Resnisky ¨El río era todo el tiempo, todo... ajustando todas las direcciones de sus líneas como la orquesta del edén bajo Leer más
  • Todo lo Injustificable +

    Todo lo Injustificable Obra Una Obvia Lenguaje contemporáneo invita: los intérpretes reciben al espectador en sala, una de las intérpretes pide cortés que apaguemos los celulares y, enseguida, las bailarinas Leer más
  • Fuera de serie +

    Ellas entran como a desgano en la escena, visten de playa pero no están tostadas. Sus mallas enterizas pasadísimas de moda marcan un estilo que no sabemos bien a qué Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA