Newsletter

Domingo, 10 Abril 2016 19:53

La sombra que trota detrás de nosotras tiene cuatro patas

Escrito por

 

Llego al Centro Cultural Konex más de media hora antes de la hora de comienzo de la performance. Me toca hacer fila junto a los que no tienen entrada (están  agotadas). Somos varios. Mientras espero me encuentro  con amigos. También veo pasar veloces, justo antes de que den sala,  a los integrantes del jurado.

Entramos algo desordenadamente, siguiendo la indicación de sentarnos alrededor de una superficie  cuadrada  de papel blanco que cubre el piso a modo de tapete, con cuidado de no interponernos entre los tachos de luz y el espacio escénico.  En el piso blanco, echadas en círculo, cinco mujeres con cabezas enormes de lobas.  Una imagen de documental o jardín zoológico. Algo alejado del grupo un contrabajo descansa,  de canto sobre el suelo de papel.  Esta imagen quieta dura apacible. Tiempo vital, improductivo, necesario  a su vez para anclar la acción que va a venir.

La primera en moverse es la que está más cerca del contrabajo. Toma con sus manos humanas un pincel fino y un recipiente blanco pequeño y pulido y escribe con tinta roja sobre el papel PODER QUE INVOCO… y continúa mientras palabras que no alcanzo a ver la acercan al instrumento. Lo levanta, lo hace sonar y entonces las demás comienzan a moverse: repiten el gesto de tomar cada una un pincel y un recipiente con tinta. Todas escriben.

Yo estoy arrodillada en segunda fila en el piso, detrás de mí hay gente parada. Sobre los otros lados del tapete de papel (laterales y fondo de la sala D) hay mucho menos espacio y menos gente, casi toda sentada en el piso. Tratando de no hacer ruido ni golpear a nadie cambio de posición para aliviar mis rodillas. Algunos se animan a pararse y moverse de lugar.

Cambios de luz organizan los momentos de la acción. Los cuerpos también se vuelven superficies para la escritura. Ellas caminan en dos pies, las cabezas de lobas muy erguidas, casi flotando con majestuosidad. La acción – escritura continúa.  Mujeres de entre el público, susurrando, hacen correr la voz de que podemos descalzarnos y entrar a  leer los textos. Entretanto las mujeres – lobas – performanceras  se juntan, recostadas unas sobre otras en una imagen similar a la del comienzo pero ahora la gente circula a su alrededor. Decido alejarme un poco para ver esta situación. Es el final pero para mí en este momento empieza algo nuevo.

Me pregunto si -casi como si fuera una opción predeterminada- espectamos y producimos de acuerdo a las exigencias de un cierto modelo de obra escénica  ¿Cuánto podría durar Ema? ¿Qué tipo de espacio requiere esta performance? ¿Cómo podrían organizarse el espacio y el tiempo para construir una circulación libre de los espectadores?  ¿De qué modo podrían incluirse los cuerpos de los espectadores dentro de la acción?

 

Este es un texto para la función realizada en FAUNA, Festival artístico de la Universidad Nacional de las Artes, el viernes 30 de Octubre de 2015. 

 

Idea y Dirección: Natalia Curcho y Natalia Jorquera | Performers: Cecilia Bosso, Nair Noronha, Luciana Schmit, Natalia Curcho y Natalia Jorquera | Colaboración artística y visual: Mariana Ticheli |Diseño de indumentaria: Laura Ponce | Asistente de indumentaria: Luisa Bohorquez.

Cecilia Molina

Nací en Bahía Blanca, sobre el final la dictadura. Desde los ocho años practico, veo, hago danza y leo con pasión. Estudié Letras en la Universidad Nacional del Sur. Me recibí de Profesora de Danza Contemporánea en la Escuela de Danza Clásica de Bahía Blanca en la que luego trabajé como docente. Pisando los treinta viene a Buenos Aires. Sigo creando, investigando, haciendo danza. Este año comencé a cursar la maestría en Sociología de la Cultura en la Universidad de San Martín. Soy integrante del Grupo de Estudios de Danza y Performance del IDAES/UNSAM.

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • En la ciudad del futuro +

    En la ciudad del futuro mostraríamos el culo antes que la cara. Saludaríamos revoleando el pelo y no la mano. Nos cubriríamos los brazos o las rodillas en vez de Leer más
  • No puedo parar de mirar +

    Una lata de pintura sin abrir siempre es negra. Cuando la abrimos entra luz y nos devuelve color, imagen, forma, movimiento. Hasta que a un objeto no recibe luz no Leer más
  • COMO UN CUENTO DE HADAS EN EL MEDIO DEL MAR +

    La presente reseña es una obra que he visto en distintos momentos y formatos, el video de un ensayo previo al estreno, también en el espacio antes llamado Zafra, en Leer más
  • Una banana entre las tetas es algo muy futbolero +

    Voy llegando a toda velocidad en bici a Casa Temenos y me cruzo con un amigo al que, sin bajarme, logro sacarle una naranja de las cuarenta y cinco que Leer más
  • La carne expuesta +

    La carne expuesta Obra: Lub-Dub Peligroso, insalubre puede resultar para la constitución de las personas asociar la educación a la disciplina como valor positivo, si no se discierne entre un Leer más
  • On/Off +

    On/Off Obra: Azucar Lo mínimo: un biombo, dos intérpretes y el silencio. Comienza un dúo. Dos cuerpos pegados. Se arrastran, se doblan, se envuelven. No se despegan. Continúan el silencio, Leer más
  • Fantasmas en la ciudad +

    Dos mujeres antiguas, aniñadas, con un levemente distinto andar, rasgos y perfiles, pero muy parecidas entre sí, aparecen y desaparecen de la escena. Son petisas Morticias o niñas poseídas por Leer más
  • Era mansa, pero su función era feroz (*) +

    La poética de Diana Szeinblum llegó a la Compañía Nacional de Danza Contemporánea. Probablemente estimulada por el coliseo argentino de los literatos clásicos, la mitología y las leyendas ocuparon su Leer más
  • Paz con nosotros +

    - ¿Hace cuánto no te levantás? - … Pienso que desde el día M... Ese día sí me había levantado. Me había propuesto divertirme. El objetivo era no parar de jugar. Por eso Leer más
  • Todo lo Injustificable +

    Todo lo Injustificable Obra Una Obvia Lenguaje contemporáneo invita: los intérpretes reciben al espectador en sala, una de las intérpretes pide cortés que apaguemos los celulares y, enseguida, las bailarinas Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19

ESCRIBEN EN SEGUNDA