Newsletter

Martes, 21 Junio 2016 18:25

Eclipse total del corazón

Escrito por Victoria Castelvetri

 

“Y espero que tengas todo lo que soñaste. 
Y te deseo alegría y felicidad. 
Pero por encima de todo esto, 
Te deseo amor.”

Dolly Parton

I Will Always Love You [1]

 

Dentro del maravilloso mundo de las categorizaciones hay una que nos visita con fuerza en las fiestas, la que nos divide entre la gente que baila y la que no. Mi mamá no baila en las fiestas, y cuando lo hace (siempre por obligación), le veo en el fondo un gesto de sufrimiento, casi como diciendo “por favor, por favor, no me hagas esto”. Mi papá ni siquiera lo intenta.

También está la categoría que separa la población entre la gente que canta y la que no. O las familias que tiran cuetes en navidad, y las que no. ¿Se envidia un poco a la familia de enfrente cuando descorchan botellas al ritmo de cachete, pechito y ombligo? ¿Podemos cambiar de bando en la adultez o el que nació de un lado se queda ahí para siempre?

Hay infinitas categorías en las que entrar (o en las que nos pueden meter), pero para continuar con el mundo de Farra podemos agregar a las que dividen a la gente en: los que les gusta la gente del sexo opuesto y los que no, los que van a ver obras de danza y los que no, y mis preferidos,  los que están dispuesto a pasarse de bando y los que no. Sobre estos tópicos no podría decir de qué lado están mis padres, tampoco me interesa investigarlo.

En Farra dos coreógrafas ponen a dos actores con todos estos temas en un barril lleno de pólvora y les tiran chispas. Ellos dos, en una escena casi vacía, con un micrófono, una pequeña bola de boliche, sus danzas de inhibidos, sus canciones desesperadas,  y como nos gusta juntos todos los seguimos. Alrededor aparecen cuestiones sobre el amor, rituales de apareamiento, reuniones familiares y gestos de afecto.  Muestra el camino entre la timidez y la exposición arrebatada. Pone en primer plano las canciones que amamos en secreto (¿quién no tiene un artista mersa fetiche? Yo amo a Lia Crucet, y siempre la amaré).

A modo de rito iniciático Farra nos invita a cruzarnos de vereda, a no dejar que nuestro amor quede en tinieblas, el que quiera bailar que baile, el que quiera cantar, que cante, la eternidad empieza esta noche.

 

Comentario escrito sobre la función del sábado 28 de Mayo en la sala El Excéntrico de la 18




[1] (traducción propia)

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • El odio diario +

    “Frente al efecto cosificador de la mirada, el tacto nos proporciona la oportunidad de comprobar que el otro no es objeto sino sujeto y esto cambia dramáticamente la relación entre Leer más
  • Amor mío +

    Amor mío Obra: Villa Argüello Finalmente, esto es un mundo... Hay códigos que desconozco, la vida me es difícil. Veo y mastico modos de hacer las cosas que me la Leer más
  • El Placer, el paraíso. +

    El Placer, el paraíso. Obra: La idea Fija Cabía todavía el aire libre. Habíamos enredado la mente detrás de cada flor y todo peligro pasado por flechas eran nuestra miel. Leer más
  • LA MISERIA DE SU MISTERIOSO ENCANTO +

    A través de una novela de Yukio Mishima El color prohibido (Kinjiki), 1954, Federico Moreno aborda una performance física y oscura. Como un posible origen, un hombre que antes de Leer más
  • Acto de habla, baila una horda. +

    No estoy muy segura de qué hablamos cuando hablamos de lenguaje en danza. Más de una vez hemos discutido con amigos, colegas y el equipo de esta revista acerca de Leer más
  • Somos amigas +

    Nos encontramos y nos llamamos amigas. No nos conocíamos mucho, quizás no más que los dedos de dos manos cuentan nuestros encuentros, quizás, nunca contamos ni los 8 de una Leer más
  • Caballero Contemporáneo +

    Cuando Carlomagno se acerca a Agilulfo y le pregunta, entre fatigado y atraído por la declarada inexistencia del caballero de armadura blanca, le grita en el agujero de la armadura Leer más
  • Precariedad astuta: producir sin cash +

    Harto conocida es la situación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de la producción de obra artística con pocos o hasta nulos fondos. A los artistas escénicos en particular, Leer más
  • Identificación como distorsión o distorsión como identificación +

    En el ruido es una pieza sobre la distorsión, el movimiento reiterativo-expulsivo y el impulso adolescente que busca liberarse de mandatos sociales preestablecidos. La estética se compone de un espacio Leer más
  • Del arte o la máquina del tiempo +

    El instante sensible es un encuentro entre la obra y quien la mira. Esa obra, puede ser una materia suspendida en el tiempo que convoca todos los tiempos cada vez: Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20

ESCRIBEN EN SEGUNDA