Newsletter

Viernes, 03 Mayo 2013 19:15

Diciendo pasa

Escrito por

 

Me paro frente al escritorio, lo miro fijo aproximadamente medio minuto. Traslado el peso de mi cuerpo al metatarso del pie derecho, despego el pie izquierdo y doy un paso. Repito la operación dos veces más hasta llegar a la silla. La tomo por la parte del borde superior con la mano derecha y sin ejercer demasiada presión la deslizo en dirección a mi cuerpo. Doy un paso más y, flexionando las rodillas, me siento. Dirijo la mirada al frente, mientras mis seis dedos útiles de las manos se van apoyando sobre las letras del teclado.

El dedo índice izquierdo comienza con la letra M seguida de la E, P, A, R, O, F, R, E, N, T, E, A, L... y así continúo, intercalando mano derecha con izquierda y dedo índice con anular. Detengo el tipeo y extiendo el brazo izquierdo hacia la diagonal. Con toda la mano tomo el cuaderno de apuntes, flexiono el brazo para ponerlo frente a mi vista.

Y prosigo con la escritura. Escribo con mis antebrazos relajados sobre el borde de la mesa que tres chicas se mueven y se deslizan sobre el piso. Giro la cabeza hacia la izquierda para recordar mis anotaciones: que los movimientos son simultáneos a las palabras. Mi pie derecho cruzado por arriba del izquierdo lo frota generando un sonido rasposo, mientras anoto que de repente las tres chicas quedan a oscuras y en silencio. Vuelve la luz.

Ahora descruzo las piernas para poner que dos de ellas describen en canon lo que hace la tercera. Relajo mi espalda sobre el respaldar de la silla, con suavidad dejo caer la cabeza hacia atrás, estiro los brazos hacia el techo y me desperezo. Con fuerza abdominal y deslizando los isquiones hacia atrás vuelvo a enderezarme y a llevar las manos sobre el teclado. En medio de una anéctoda que cuenta una de las chicas (la más alta), otra de ellas se acerca y la abraza. De repente invade un silencio momentáneo.

Deslizo mi yema del dedo índice derecho y elijo una música para escuchar mientras mis dedos siguen presionando las teclas. Me poso con la flecha del mouse sobre el play y comienza una cumbia. Una música parecida a la que hacía con su cuerpo una de las tres chicas mientras las otras dos se abrazaban. Mi dedo se dirige hacia el . y pongo .

 

 

Un texto para: Relato de acción // dirigida por: Martín Gil

Idea: Martín Gil | bailarines: Lila Acuña, Micaela Moreno, Gabriela Paolillo| diseño de luces: Emilio Díaz Abregú| Asistencia de dirección: Verónica Barrionuevo|Dirección: Martín Gil

Laura Benitez

Formó parte del Equipo Editorial de Segunda cuadernosdedanza.com.ar desde su fecha de fundación hasta el año 2015.

Más en esta categoría: « En la ciudad del futuro (NO)bvio »

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • Nada, acá, tranca, ¿vos? +

    Comentario hecho sobre Todo Piola de Gustavo Tarrío – ¿Vos que hacías sino nacíamos en el mismo barrio? – Qué sé yo. No nacía. Estas breves líneas inscriptas en el texto que Leer más
  • ¿DE DÓNDE LE VIENE AL JAZMÍN SU PENOSA AMISTAD CON EL AMARILLO? +

    En el ámbito de la ficción hallamos esa multitud de vidas que necesitamos. Morimos identificados con un héroe, pero le sobrevivimos y estamos prontos a morir una segunda vez con Leer más
  • Privilegios de Artistas +

    Vivimos por el dinero. Todos lo hacemos. Con el dinero compramos nuestras cosas más básicas y también nuestra felicidad. Dependemos del dinero para contar con un techo, una rutina, una Leer más
  • Hilvanar memorias +

    Es con tu aguja y con tu hilo que hilvano en mi, resonancias entre tu historia y la mía, danza. Quizás ya sea una rareza empezar a escribir un texto Leer más
  • Rebobíname amor +

    Hombre rebobinado de Margarita Bali Atravieso el olor de un patio llenísimo de plantas. Espero en una sala donde se exponen algunas piezas de la última obra de Margarita Bali: Leer más
  • Todas las luces +

    Ver no es simplemente la función de la luz pasando a través de una lente y formando una imagen en una pantalla ya sea interna (el ojo), o externa (un Leer más
  • Asistir a mi propia muerte +

    Asistir a mi propia muerte Obra: Ensayo para morir Seis Pies Bajo Tierra. Llegué corriendo a la función de Ensayo para morir y he muerto. Pues como la sala del Leer más
  • ENQUANTO AS COISAS NÃO SE COMPLETAM +

    Ningún problema tan consustancial con las letras y con su modesto misterio como el que propone una traducción. (Borges, 1932). En el principio fue la imagen, un cuerpo desnudo, inmóvil, Leer más
  • Cómo hacer obra con la obra +

    María sobre María abre el juego y pone sobre la mesa la pregunta: ¿cómo hacer obra con la obra? Es decir, ¿cómo montar en escena el trabajo de una bailarina, Leer más
  • Identificación como distorsión o distorsión como identificación +

    En el ruido es una pieza sobre la distorsión, el movimiento reiterativo-expulsivo y el impulso adolescente que busca liberarse de mandatos sociales preestablecidos. La estética se compone de un espacio Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

ESCRIBEN EN SEGUNDA