Newsletter

Lunes, 22 Agosto 2016 20:02

De cómo no sé estar con otros

Escrito por

Obra: De cómo no sé estar con otros

 

Al principio este comentario se iba a llamar De cómo estar con otros cuerpos. Iba a ser un intento poético de poner en valor esos tres cuerpos que dejaron todo en escena. Más o menos iba a halagar la precisión de los intérpretes, su estar en escena, lo logrado de lo expresivo, lo impecable de lo coreográfico.  Y podría seguir, porque la pieza me parece muy atinada. 

Pero qué carajo. 

Atinado fue lo que aconteció posteriormente a la función. Con el objeto de proteger la identidad de las personas involucradas es que pasaremos a llamar a los involucrados de ahora en más a: la pareja (él y ella) y los increpados (el de lentes, la de mirada fuerte y la sorprendida). En el medio está quien les habla.  

Resultó ser que la pareja se sentó a mi lado en las gradas y abajo mío estaban en orden: el de lentes, la sorprendida y la de mirada fuerte. El comentario de ella de la pareja fue “pinta buena, mirá que interesante”, al leer el programa. 

Comienza la función. Los intérpretes como ya comenté, muy precisos, eficientes. Sin cerrar sentido, los vimos cansarse progresivamente por medio de un gran virtuosismo y coordinación. Los vimos dejarlo todo.

Y en eso escucho cuchicheo. Mucho cuchicheo. 

La obra avanza.

La que mira fuerte los mira fuerte. Así lo sintió la pareja. 

La obra avanza y ellos siguen dale que dale con el boche. 

Yo que estaba a su lado también miré a ella de la pareja. Hasta toleré que abriera un caramelo, mirara su celular (le vi la hora, 21,52 hs) y hasta alcancé a ver de reojo que miraba sus mensajes de whatsApp. Ella de la pareja no se dio nunca por aludida. 

Terminó la obra. Aplausos. Bajar de las gradas y recibir al encuentro a él de la pareja que les dijo a la de mirada fuerte: “tenés mirada fuerte, la próxima vez mirá el espectáculo” y cosas de tinte cercano que hicieron alusión a una tremenda violencia para con la de mirada fuerte. El grupo de los increpados,  ahora todos prendidos en asombro, comentaron entre ellos. No obstante, luego de dar unos primeros comentarios y alejarse, él de la pareja volvió y arremetió con más comentarios, de similar apariencia. Y claro, el de lentes estaba a punto de pegarle, hasta le dijo que sí que había sido molesto su constante patita en la espalda. Por su parte, sorprendida intentaba aquietar la situación. Por mi parte, no daba más de tentada, y no podía más con lo insólito de la situación. Cito aquí la respuesta de la de mirada fuerte: "yo miré la función y la disfruté. No sé de qué me hablas."

Conclusión que, finalmente, después de hacer daño, él de la pareja, terminó sus comentarios ofensivos y se retiró. 

Podríamos decir que tiene problemas para estar con otros. 

Quien les habla, una aturdida que intenta develar algunas cuestiones de la situación puede sacar estas observaciones: la pareja solo hizo comentarios en plena función de la obra y con harta probabilidad de que no la haya disfrutado, que la pareja no apreció en absoluto la pregunta de la obra, que ni siquiera intentaron verla (la pregunta era “¿cómo carajo estar con otros?”). Podría contestarle tantas cosas, pero solamente quisiera decirle que claramente no podría volver a estar con esos otros al lado. “Horror”. 

Y para finalizar quisiera señalar la paradoja acontecida del 22 de Agosto en Apacheta: te pueden estar poniendo en frente una de las problemáticas más universales del mundo y podés no estarla viendo. Al lector le digo, que aunque yo no pueda, que intente estar con otros. 

Este comentario fue para la función del 22-8-2015 en Apacheta Sala Teatral.

Ficha técnica

 

Interpretación y creación: Andrés Molina, Celia Argüello Rena,  Pablo Castronovo | Asistencia general y colaboración creativa: Romina Padoan | Vestuario: Estefanía Bonessa | Realización de vestuario: Patricio Delgado | Iluminación y Espacio: Matías Sendón | Música y preparación vocal: Mauricio Mayer | Diseño gráfico: Pablo Viacava | Foto: Pilar Boyle | Idea y Dirección: Celia Argüello Rena

Caterina Mora

Soy de Fiske Menuco (General Roca, Río Negro). De pequeña iba a peñas folclóricas. Ahora a veces las visito o milongueo. Luego egresé del Prof. de Danzas Clásicas y Contemporáneas (IUPA) y después de la Lic. Composición Coreográfica, Danza-Teatro (UNA). Actualmente estudio en LEM. Como directora: El Ocaso de la Causa y como performer: Experiencia Infinita (MALBA, 2015), En Obra (2014 y 2015) y Caipirinha (2015, 2016). La escritura me sirve para ver desde otra perspectiva la práctica. Estoy convencida que su concreta bi-dimensión (del papel o de la pantalla) posibilita cierta multi-dimensión. Eso intento, o al menos, eso busco. 

TODOS LOS TEXTOS EN COMENTARIOS

  • “Te estoy diciendo nada” +

    Grande es el gusto de escribir sobre esta pieza chilena que se presentó en Argentina el año pasado. Grande, porque además de que soy chileno-argentina, esta pieza pone de relieve Leer más
  • Memoria en movimiento +

    Como aire de mar, la vida transgeneracional de una pareja se dispersa en escena. Dos dúos cruzados, intercambiados, van delineando el aprendizaje de una relación que perdura a lo largo Leer más
  • Isolda Isolda (Isolda) +

    Como en cualquier grupo estable, la transformación es tan común como necesaria, sin embargo en la Argentina la renovación de cualquier grupo estable y sobre todo estatal, se concibe con Leer más
  • Superar la Pérdida +

    Del orden de lo dispuesto, diríamos que un duelo determina la tensión, directamente dual, entre dos posiciones opuestas complementarias que delinean un estado emocional. Dos direcciones disímiles disminuyen su diferencia Leer más
  • Crónica de una espectadora (des)obediente +

    Entramos a la sala de Café Müller con mi amiga Mailén y lo primero que observo es que hay tres grupos de sillas dispuestas para que el público se siente Leer más
  • Todo lo Injustificable +

    Todo lo Injustificable Obra Una Obvia Lenguaje contemporáneo invita: los intérpretes reciben al espectador en sala, una de las intérpretes pide cortés que apaguemos los celulares y, enseguida, las bailarinas Leer más
  • Mirame +

    ¿Cómo se imprime el movimiento de los ojos en la cara?. ¿Cuál es el movimiento de la mirada?. Miramos como somos y somos como miramos, pero, acaso, ¿dónde reside el Leer más
  • On/Off +

    On/Off Obra: Azucar Lo mínimo: un biombo, dos intérpretes y el silencio. Comienza un dúo. Dos cuerpos pegados. Se arrastran, se doblan, se envuelven. No se despegan. Continúan el silencio, Leer más
  • Contrapesos para la representación +

    Aproximación al estar siendo del deber ser Los distintos modelos de belleza habitan de forma segmentada y simultánea la acción de ambos cuerpos femeninos en escena… Solo un simbólico biombo-pizarra, Leer más
  • Decir lo evanescente +

    El cielo cayéndose a pedazos. Oigo en la sala de “Dinamo” el tintineo de las gotas que desde afuera golpean sobre la chapa del techo. Adentro, la construcción de la Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19

ESCRIBEN EN SEGUNDA